ÍndiceÍndice  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Siguenos en el nuevo blog del foro, si quieres conocer secretos que muy poca gente sabe....
http://demarsellaabarcelonaupandlowcost.blogspot.com

Comparte | 
 

 Cómo reconocer a un español en el extranjero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
jewss
vip oro
vip oro


Cantidad de envíos : 16792
Fecha de inscripción : 28/10/2008

MensajeTema: Cómo reconocer a un español en el extranjero   Jue Mayo 30, 2013 6:07 pm

A los españoles siempre nos ha gustado viajar. Históricamente nos encontramos con significativos ejemplos como Cristobal Colón quién, por cierto, descubrió América de una forma muy hispánica: perdiéndose. Las expediciones han sido muchas y variadas, y hasta nos condujeron a un imperio de 20 millones de kilómetros cuadrados. La afición continúa siglos después con numerosos desembarcos como las becas Erasmus. Con estas últimas se ha ido a estudiar (risas enlatadas) hasta Pepe Gotera y Otilio.

Pero con la separación del líquido amniótico peninsular el español experimenta ese sentimiento al que tanto cantó Rosalía de Castro descrito como morriña. Todo evoca a la tierra, todo se cubre de un halo de melancolía costumbrista, todo es ingrato comparativamente. Y es por ello que el español no cambia su conducta por muy exótico o recóndito que sea el país al que se dirige. Cualquier individuo ibérico que se precie sigue en sus viajes una serie de pautas comunes:

1. El tiempo. Nada más tomar contacto con el suelo foráneo el español se dirigirá a sus amigos o pareja exclamando “Qué mierda de tiempo. En España ahora hay 28 grados”. El pérfido clima extranjero será motivo de agravio comparativo durante todo el viaje, aunque la incursión mesetaria se produzca en el desierto del Sáhara cabalgando con Lawrence de Arabia. También molestará (ver punto 3) la hora de anochecer o eso conocido como meridiano de Greenwich por culpa del cual en Londres en invierno anochece a las 15:00 y “así no hay quién aproveche el día”.

2. Horarios. Así como cualquier centroeuropeo que se precie come entre las 11 y las 13 del mediodía, el español se presentará en el restaurante a las 15:00 siguiendo atávicas costumbres. Para una completa españolización añadirá: “Qué siestecica me echaba yo ahora”. Los horarios también afectarán al recreo nocturno, ya que en otros países la hora de cierre de los locales mengua notablemente, y uno no tiene la cafetería del Congreso a mano. En una ponderación demasiado optimista terminé durmiendo en un parque de Bruselas hace años con una lata de mejillones en conserva. Es entonces cuando un español de bien recurre a su conducta favorita:

3. Criticar. Todo lo que sea posible. Discotecas, vestuarios, comida, amabilidad, wifi, sociabilidad, agua, duchas, almohadas o enchufes. Pero sobre todo y ante todo: la ausencia de persianas. El invento patrio más estimado junto a las tapas.

4. El cortadito. Pretérita y casi metafísica es la atracción del español hacia el bufé o buffet. No importa que estés descompuesto, si en el albergue hay una botella de zumo de naranja y dos tostadas tiesas, se comen "porque va incluido en el precio”. Y lo que sobra se envuelve en una servilleta para la merienda. Pero ante la ausencia de un buffet, el español se encontrará en graves dificultades a la hora de pedir un café en un bar extranjero debido al desconocimiento generalizado del término “cortado”. A lo sumo, conseguirá un café expreso que ingerirá a regañadientes.

5. Mojar pan. Si hay un individuo mojando pan en una pizza cuatro estaciones en el centro de Florencia o en una sopa Buta-Jiru en el centro de Tokio, está claro: es español.

6. Lo gratuito. En el hotel el sujeto peninsular se hará acopio de cualquier artilugio de baño u oficina: jabón, cepillo de dientes, champú, gel, kit de costura, gorro de plástico para el pelo, libretita, sobres, hasta ese limpia-calzado que no volverá a usar ni ver en su vida. El gusto por lo gratuito también le conducirá a intentar pasar hasta su carnet del “Club Aviaco” para acceder a un museo o monumento de pago. La premisa es clara: el carnet universitario hay que presentarlo aunque te acaben de conceder la jubilación y estés casado con Alfonso Díez, “por si cuela”. Hablando de colar, la destreza del español para colarse en cualquier sistema de transporte internacional forma parte de la marca España.

7. La cola. Hay cosas que se nos dan bien como arreglar en el mundo enfrente de una caña y unas patatas bravas, pero hay otras en las que nos desenvolvemos sencillamente mal. Una de ellas, quizá la que más, es hacer colas o filas de espera. La distribución en las mismas será aleatoria, sin juicio ni orden, y preferiblemente se harán varias sub-colas o filas de espera paralelas, que desconcertarán al resto de sujetos de otras nacionalidades.

8. Tabaco de liar. Dos personas sentadas en el bordillo de una acera de Berlín liándose tabaco de liar serán en un 97% de las ocasiones peninsulares. Porque en el extranjero el tabaco es muy caro. (Ver punto 3).

9. Gritar. Si el receptor no entiende lo que dice, se repetirá lo mismo pero gritando muy fuerte: "Déjame a mí Paco, no ves que no te entiende. ESQUIUSMI, ¿GÜERE IS OSFORD ESTRIT?". Mucho antes que Felix Baumgartner, la barrera del sonido la habían roto un grupo de erasmus españoles cantando "Como una ola" por las calles de Varsovia.

http://www.revistagq.com/articulos/como-reconocer-a-un-espanol-en-el-extranjero/18241
Volver arriba Ir abajo
jewss
vip oro
vip oro


Cantidad de envíos : 16792
Fecha de inscripción : 28/10/2008

MensajeTema: Re: Cómo reconocer a un español en el extranjero   Jue Mayo 30, 2013 6:18 pm

¿Cómo reconocer a un turista/erasmus/viajero europeo en España?

A los europeos siempre les ha gustado viajar, basta con ver que pueblos como el inglés tuvieron esclavizados a los indios o traficaron con opio hasta envenenar a buena parte de los chinos, o los franceses en África y metidos en guerras coloniales en Asia, los desplazamientos de los polacos con rusos o alemanes detrás o las invasiones bárbaras procedentes de Germania y Escandinavia que lograron destruir la civilización romana y sumirnos en un agujero de siglos.

La afición ha seguido siglos después y ahora podemos verlos con el habitual tono de piel rojo/quemadura caminando por Sevilla en pleno agosto a las 4 de la tarde o en las fiestas Erasmus metiéndose tampones empapados en vodka por el ano en algún rincón de Salamanca o Granada. Al final siempre sale a relucir esa vena europea de la que adolecen, ese espíritu inquieto que lo mismo les lleva a exterminar a seis millones de judíos que a esterilizar "infrahumanos" o montar una degollina en algún rincón de África. Eso les lleva a una serie de conductas do quiera se hallen, así sea en el más recóndito rincón de las Españas o en un varadero de ballenas y morsas del Mediterráneo de los que tanto les atraen.

1-El tiempo: Se lamentarán con cara de asco del intenso calor que hace en Córdoba a mediodía en agosto o de lo insufrible que es estar en la playa 12 horas en julio, causándose quemaduras. Mostrarán indignación al ver lluvias en primavera y hasta en verano en la costa cantábrica con su habitual "ouh, io pensarr que espein siempre calorr y sol, y lloverr como en mi gruta escandinafa". Se sorprenderán escandalizados de que a las seis de la tarde los restaurantes estén cerrados cuando aún quedan cuatro horas de luz y la temperatura es de 35º en verano. "¿Vosotros locos, seis tarde y no cenar?" y descubrirán, si algún indígena se lo señala, ese misterio llamado merienda, lo torpe de cenar a media tarde y pasar horas y más horas de luz y el frescor de la noche sin comer nada, yéndose a la cama con las tripas rugiendo, como hacen habitualmente en su país. Como beberán alcohol varias horas después de cenar y estarán sin meterse nada alimenticio en el cuerpo tras las 6 de la tarde, es común verles dando tumbos a medianoche completamente borrachos.

2:Los horarios, ya en el anterior punto se ha hablado de ellos. El europeo no comprende que al español le guste comer sin ansias y no deprisa, de pie y tirado en cualquier parte. Quizá por esa calma acaba viviendo unos años más. Y es que claro, ¿a quién se le ocurre comer cosas que saben bien? "Un pescado frito en aceite de soja y un arenque crudo habría que darles y a ver si comían con ganas". Así es común ver al guiri pretendiendo cenar a horas anormales o ser atendido cuando la gente normal está comiendo. Pero no va a los comercios en horarios en los que en su país ya están cerrando, porque sus calles quedan desiertas entre las 5 y las 8 y no comprenden que en España sigan vivas hasta las 8, las 9 e incluso más. Así veremos al europeo como pxxxx por rastrojo y quejándose de que a la hora de comer esté todo cerrado, de querer cenar cuando nadie cena y de irse al hotel cuando todos salen, levantándose a horas infrahumanas en las que no hay nadie en la calle. Si acaso gente acostándose. Están locos los españoles, pensarán. Se despiertan de día, se acuestan de noche, paran para comer, compran cuando salen de trabajar, cenan al anochecer y se duermen de noche. Con lo sanísimo que es despertarse de noche, comer deprisa, cenar a media tarde y acostarse de día. ¡Locos! Eso nos lleva al punto 3.

3:Criticar. Todo lo que sea posible. Discotecas, vestuarios, comida (todo con ajo y aceite, un asco), amabilidad (gritan), wifi, sociabilidad (desconocidos que te hablan), agua, duchas, almohadas o enchufes (solo tienen dos agujeros redondos...¿en qué cabeza cabe pudiendo tener tres agujeros planos?). Pero sobre todo y ante todo: la presencia de persianas, que si quieres las bajas y no entra el sol en verano, no entra la luz por la noche o no te ven los vecinos sodomizando a tu novia, pero se queda a oscuras todo, ¿en qué cabeza cabe algo así? Con lo bonito que es ser visto, que entre el solazo y las cortinas se recalienten hasta caldear la casa o te vea el vecino mirón. Locos españoles.

4: El café solo y aguado. El europeo adora los bufets libres, le gusta coger los espaguettis de una canasta y que se le olvide dejar la cuchara teñida de salsa de tomate al meterla en la canasta de los calamares (pronunciado calamardous), pero luego se extiende la salsa y no se nota. Lo curioso es que acaba uno encontrándose un trozo de arenque en sus espaguettis. En todo caso se llena el plato y come hasta inflarse, que está ya pagado. Y dos yogures y una banana para cuando les dé hambre a la noche, en algún punto entre la cena y dormirse. Es duro pasar 6 horas en ayunas. Si no hay buffet tendrán apuros para que les den un café aguado y solo en los bares y si le sacan uno solo es fuerte y sin aguar. ¿Cómo cagan los españoles si no toman purgantes? Están locos. Con la difícil pronunciación del español, que solo tiene 5 vocales, suerte tendrá si le sacan un cortado, que es como un café solo pero más rico y no da diarrea. Ellos sabrán.

5: Si hay una persona cogiendo un huevo frito con un tenedor y metiéndose la yema en la boca directamente, sin usar pan, no lo dude, es europeo. Si le dan un plato de callos y deja toda la salsa dejando el pan de adorno, no lo dude, es europeo.

6: Lo gratis y las ofertas. Podrá detectarse que son europeos en las horas gratuitas de los museos, en las happy hours de los bares para guiris o en los vuelos baratos de Ryanair desde Londres o Berlín a Ibiza, en los que por 50 euros vuelan, tienen alojamiento y entradas a una discoteca. Que se metan tampones empapados en vodka en el ano, ayuda a ahorrar. La habilidad del europeo para hacerse el despistado y marcharse sin pagar es conocida. También para caerse de balcones en estado de embriaguez y comer paellas infames por 8 euros.

7: Las colas. Al europeo le gusta hacer colas, es innato en él, un recuerdo de las guerras mundiales que han causado o de las dictaduras comunistas absurdas que han padecido. Ya desde niños hacen colas. Hasta para entrar a clase. Les dan un número el primer día y guardan cola, les dicen ve, y van, les dicen sube, y suben, les dicen baja, y bajan, les dicen mata a ese judío, y lo matan. Luego piensan, si eso, pero guardan las filas en perfecto orden, aunque aún no sepan para qué es, cuando llegan a la ventanilla, solo entonces, se dan cuenta de que se han equivocado, pero no sufren. Son así y hay que respetarles.

8 : Las borracheras y la piel quemada. Si ves a una persona de color rojo desmayada y arrastrada por otras dos personas de color rojo, quemados por el sol, mientras avanzan borrachos por una calle, uno de ellos con la chorra por fuera, no lo dudes, son europeos. También las chicas borrachas por el paseo marítimo de cualquier ciudad infame de la costa con minifalda y embutidas en trajes de noche vulgares, enseñando un pecho en plena borrachera de whisky barato o tratando de meterse otro tampón empapado de alcohol en el recto. Son las costumbres de los europeos y debemos respetarlas.

9: Ir por la calle cantando y gritando god save the queen o cualquier otra canción folclórico-deportiva tras una noche de alcohol. Recordad que cenaron a media tarde y se pasaron a los cubatas, a medianoche ya no son personas. Se ofenderán porque el camarero no conozca su idioma, "hans, deustchland uver alles birren? Heil untermensch!!" o pidiendo con notorio esfuerzo y leyéndolo de una libreta "¿das mi cerrrrvesa una y coffi con nada y una bocato calamardo y rasón de pallela?, ¿sí?".

10:También se reconocerá al europeo por llevar calcetines con sandalias, por escalar al peñón de Ifach en bambas, por quedar atrapados en invierno en Roncesvalles en pantalón corto mientras peregrinaban a Santiago (¿No siemprrra sol en ssspeeein?), por caerse completamente borrachos intentando pasar de un balcón a otro sin causa aparente, por llevar cosas con alcohol metidas en el ano, por gritar cuando beben y golpear objetos, por quedar tetrapléjicos saltando de lo alto de fuentes y un largo etcétera de cosas sin sentido que divertirán y sorprenderán a los españoles que les reciben, pese a todo, con gusto.
Volver arriba Ir abajo
Coro
MODERADORA


Cantidad de envíos : 12569
Fecha de inscripción : 28/10/2008

MensajeTema: Re: Cómo reconocer a un español en el extranjero   Jue Mayo 30, 2013 6:48 pm

Buenisimo! Me ha alegrado la tarde

_________________
The best is yet to come!
Volver arriba Ir abajo
vicky
vip oro
vip oro


Cantidad de envíos : 13459
Edad : 116
Fecha de inscripción : 29/10/2008

MensajeTema: Re: Cómo reconocer a un español en el extranjero   Jue Mayo 30, 2013 7:08 pm

Muy cierto todo,lo de unos y otros...es genial!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cómo reconocer a un español en el extranjero   Hoy a las 12:31 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Cómo reconocer a un español en el extranjero
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cómo reconocer a un español en el extranjero
» Eso es lo que piensan de España en el exterior.
» Becas, que no es poco: algunas para estudiar y trabajar en España y el extranjero en 2016
» Marruecos atacará España ( va en serio)
» Caja España y Caja Duero crean el octavo grupo de crédito español

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: HASTA ARRIBA DE FOROS Y SUCEDANEOS :: Noticias y curiosidades-
Cambiar a: